• David Otero(Stradivarius)

TU MIRADA, MI MIRADA


Te observo desde el edificio de enfrente.

Tienes la ventana abierta y la luz apagada.

En la penumbra distingo el perfecto contorno

de unas hermosas piernas enfundadas en rejilla.

Por momentos la visión se empaña con el humo,

estás fumando, y lo haces pausadamente.

Creo que tú también me estas observando.

Mantienes las gráciles piernas cruzadas.

Te imagino arrellanada en el sofá con un brazo inerte,

el otro sostiene el cigarrillo con indolencia.

Pareces esperar que ocurra algo, o quizás nada,

simplemente te has acomodado para descansar.

Tus pies desnudos hace rato que han secuestrado mi mirada.

El cerebro de fetichista impenitente me imagina arrodillado ante ti.

Cojo tu pie derecho con mis manos, lo acaricio y lo beso,

hago que descruces las piernas y tomo también tu pie izquierdo,

tú me dejas hacer sin decir nada, sigues fumando, yo te sigo besando,

acariciando tus pies y tus tobillos, no logro verte la cara,

pero si llego a oír tu respiración entrecortada.

Ahora te levantas, te diriges a la ventana, te veo y me estás mirando,

Estás desnuda de cintura para arriba, tu pelo negro descansa

sobre unos níveos hombros, el cuello es largo y tu mentón cuadrado,

la boca carmesí esboza una ligera sonrisa, tus ojos verdes lo confirman.

Eres preciosa y me siento desarmado ante esa mirada esmeralda

que me enciende y que me llama.

Con la mano izquierda me lanzas un beso suave que hago mío al instante.

Luego, te giras ligeramente y comienzas a bajar la persiana.

noviembre 2019



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

CARTA AL PAPA FRANCISCO Santidad: No he querido dejar pasar estas entrañables fiestas navideñas sin enviarle mi felicitación. Le deseo que disfrute rodeado de la Curia Romana y de las personas más afi

MI FANTASMA Y YO El dolor hizo que me encogiese sobre mí mismo. Pasaron varios minutos y el dolor era cada vez más agudo, más penetrante. Cuando fui consciente de lo que ocurría era demasiado tarde. M

Personajes: Febo: Samoyedo blanco Olaf: Cruce de sabueso de montaña y sabueso eslovaco, negro Pandemius: Cruce de perdiguero y dogo argentino, marrón Figurantes: Cuatro perros callejeros Un lacero de